GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Los cinco Primeros Sábados de mes



Esta devoción fue revelada por la Virgen María a la Hermana Lucía (visionaria de Fátima) en Diciembre 10 de 1925 mientras ella estaba arrodillada en la capilla del Convento.



Los Cinco Primeros Sábados

El Niño Jesús le habló estas palabras: "Ten compasión del corazón de tu Santísima Madre. Este está cubierto con espinas, con las cuales hombres ingratos lo hieren en cada momento y no hay nadie que las remueva con un acto de reparación."
La Virgen estaba sosteniendo un corazón rodeado con espinas agudas y le dijo a la Hermana Lucia:

"Mira mi corazón rodeado con las espinas que hombres ingratos punzan en cada momento con sus blasfemias e ingratitud.
Tu por lo menos tratas de consolarme. Anuncia en mi nombre que Yo prometo ayudar a la hora de la muerte, con las gracias necesitadas para la salvación, a cualquiera que en el Primer Sábado de cinco meses consecutivos haga esto:

1 Confesarse y recibir la Sagrada Comunión;
2 Recitar cinco décadas del Rosario;
3 y mantenerme compañía por quince minutos mientras meditan en los quince misterios de El Rosario , con la intención de hacerme reparación.

Porqué Cinco Sábados?


Los Cristianos siempre han honrado a la Virgen María los Sábados por causa de su constante fe en Jesús en ese Primer Sábado Santo antes de la Resurrección.
Cinco primeros sábados de reparación fueron pedidos para hacer reparación por las cinco formas en que la gente ofende el Inmaculado Corazón de María:

1. Ataques sobre la Inmaculada Concepción de María.
2. Ataques en contra de su Perpetua Virginidad.
3. Ataques sobre su Divina Maternidad y el rechazo de aceptarla como la Madre de toda la humanidad.
4. Por aquellos que tratan públicamente de implantar en los niños indiferencia, desprecio y aun odio por esta Madre Inmaculada.
5. Por aquellos que la insultan directamente en sus imágenes sagradas.

Carta de la Hermana Lucía, explicando esta devoción:
1 Noviembre, 1927,
Carta a Doña María de Miranda, su Madrina,

La Hermana Lucía escribió:
Yo no se si tu ya sabes acerca de la devoción reparatoria de los cinco primeros Sábados al Inmaculado Corazón de María. Como todavía esta reciente, me gustaría inspirarte a practicarla, porque es pedida por Nuestra querida Madre Celestial y Jesús ha manifestado un deseo de que sea practicada. También me parece que serias muy afortunada querida madrina, no solo de saberla y de darle a Jesús la consolación de practicarla, pero también de hacerla conocida y abrazada por muchas otras personas.

"Consiste de esto: Durante cinco meses en los Primeros Sábados, recibir a Jesús en la Sagrada Comunión, recitar un Rosario, mantener quince minutos de compañia a la Virgen mientras se meditan los misterios del Rosario, y hacer una confesión. La confesión se puede hacer unos pocos días antes, y si en esta confesión previa tu haz olvidado la intención (requerida), la siguiente intención se puede ofrecer, siempre y cuando en el Primer Sábado uno reciba la Sagrada Comunión en estado de Gracia, con la intención de hacer reparación por las ofensas en contra de la Santísima Virgen y las cuales afligen Su Inmaculado Corazón.

Me parece, querida Madrina, que somos afortunados de poder darle a nuestra querida Madre Celestial esta prueba de amor, porque nosotros sabemos que Ella desea que se le ofrezca esto.
En cuanto a mi, Yo reconozco que nunca estoy tan contenta como cuando llega el Primer Sábado. No es verdad que nuestra mas grande felicidad es pertenecerle completamente a Jesús y a María, y amarles a ellos y a ellos solamente, sin reserva?

Nosotros vemos esto claramente en las vidas de los santos... Ellos estaban contentos porque ellos amaban, y nosotros, mi querida madrina, nosotros tenemos que buscar amar como ellos lo hicieron, no solamente para disfrutar a Jesús, lo cual es lo menos importante "porque si no lo disfrutamos aquí abajo, nosotros lo disfrutaremos al arriba" pero para darles a Jesús y María la consolación de ser amados... y que a cambio de este amor ellos podrían salvar muchas almas.

Reparación Sabatina en honra del Corazón de María

Para fomentar más la devoción al Corazón de María, se agrega este piadoso Ejercicio, muy propio para los Primeros Sábados de mes, enriquecido con indulgencia plenaria.
ORACIÓN
¡Oh Inmaculado Corazón de María, traspasado de dolor por las injurias con que los pecadores ultrajan vuestro santísimo Nombre y vuestras excelsas prerrogativas! Aquí tenéis postrado a vuestros pies, un indigno hijo vuestro, que, agobiado por el peso de sus propias culpas, viene arrepentido y lloroso, y con ánimo de resarcir las injurias que, a modo de penetrantes flechas dirigen contra Vos hombres insolentes y malvados. Deseo reparar con este acto de amor y rendimiento, que hago delante de vuestro amantísimo Corazón, todas las blasfemias que se lanzan contra vuestro augusto Nombre, todos los agravios que se infieren a vuestras excelsas prerrogativas y todas las ingratitudes con que los hombres corresponden a vuestro maternal amor e inagotable misericordia. Aceptad, oh Corazón Inmaculado esta pequeña demostración de mi filial cariño y justo reconocimiento, junto con el firme propósito que hago de seros fiel en adelante, de salir por vuestra honra cuando la vea ultrajada y de propagar vuestro culto y vuestras glorias. Concededme, oh Corazón amabilísimo, que viva y crezca incesantemente en vuestro santo amor, hasta verlo consumado en la gloria. Amén.
Pídanse las gracias que se desean conseguir por intercesión del Inmaculado Corazón de María.
Para obtener las gracias que hemos pedido, haremos las siguientes
DEPRECACIONES
I.- Os venero, amabilísimo Corazón de María, que ardéis continuamente en vivas llamas de amor divino; por él suplico, Madre mía amorosísima, abraséis mi tibio corazón en ese divino fuego en que estáis toda inflamada.
Rezar Avemaría y Gloria.
II.- Os venero, purísimo Corazón de María, de quien brota la hermosa azucena de virginal pureza. Por ella os pido, Madre mía inmaculada, purifiquéis mi impuro corazón, infundiendo en él la pureza y castidad.
Rezar Avemaría y Gloria.
III.- Os venero, afligidísimo Corazón de María, traspasado con la espada de dolor por la pasión y muerte de vuestro querido Hijo Jesús, y por las ofensas que de continuo se hacen a su divina Majestad; dignaos, Madre mía dolorida, penetrar mi duro corazón con un vivo dolor de mis pecados y con el más amargo sentimiento de los ultrajes e injurias, que está recibiendo de los pecadores el divino Corazón de mi adorable Redentor.
Rezar Avemaría y Gloria.
Jaculatorias
¡Oh Corazón Inmaculado de María, compadeceos de nosotros!
¡Refugio de pecadores, rogad por nosotros!
¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!
Un Padrenuestro a intención del Sumo Pontífice.

 
Una guía para realizar los primeros cinco sábados
María de F. Fortado

La devoción de los primeros sábados, tal como la pidió nuestra Señora de Fátima, lleva la aseguranza de la salvación. Para sacar ganancia de tan grande promesa de nuestra Señora, sin embargo, debe entenderse bien la devoción y llevarse a cabo debidamente. Los requisitos, según los estipuló nuestra Señora, son:
  1. Confesión
  2. Comunión,
  3. Cinco décadas del rosario
  4. Meditación sobre uno o más de los misterios del rosario por un cuarto de hora,
  5. Hacer todas estas cosas en el espíritu de reparación al inmaculado corazón de María.
  6. Observar estas prácticas el primer sábado de cinco meses consecutivos.
1. Confesión. Una confesión reparadora significa que la confesión no solo debe ser buena (válida y lícita), sino que debe también ofrecerse en el espíritu de reparación, en este caso, al corazón inmaculado de María. No hay necesidad de informar al propio confesor, pero la intención de ofrecerla en reparación debe hacerse cuando menos antes de recibir la absolución, y esto puede ser en camino a confesión o incluso unos días antes al decidirse hacerla.

Esta confesión puede hacerse el mismo primer sábado o algunos días antes o después del primer sábado, y puede asociarse con otra devoción. Así, la confesión hecha en relación a la devoción del primer viernes puede ofrecerse como confesión reparadora al corazón inmaculado de María en conexión con la devoción del primer sábado. Las dudas que sobre esta cuestión tuvo Lucía fueron resueltas por el Niño Jesús en su aparición del 15 de febrero de 1926.

De este modo, cuando Lucía explicó las dificultades que algunos experimentan al confesarse los sábados y al preguntar si bastaría la confesión hecha dentro de la octava que precedió, el Niño Jesús contestó:
—Sí, la confesión puede preceder, incluso por un período largo, con tal de que al recibirme estén en estado de gracia, y que se haga con la intención de hacer la reparación al corazón inmaculado de mi Madre.

—Pero ¿y si la persona se olvida de hacer la intención reparadora en la confesión? —preguntó Lucía.
—Que haga la intención en la siguiente confesión, en la primer oportunidad que se presente.

2. Comunión. La comunión de reparación debe ser sacramental (bajo una especie, o dos en el caso de los ritos orientales), debidamente recibida y con la intención de hacer la reparación. Esta ofrenda, como la confesión, es un acto interior y, por tanto, no se necesita ninguna acción externa para expresar la intención. La comunión debe hacerse dentro de las 24 horas del primer sábado. Por causas justas, aprobadas por un sacerdote, la persona puede recibir la comunión el siguiente día, el domingo después del primer sábado (concesión concedida por el mismo Jesucristo).
La comunión espiritual no satisface esta condición.

3. El rosario.
El rosario aquí mencionado fue indicado con la palabra portuguesa terzo, que por lo común se emplea para denotar un rosario de cinco décadas, ya que forma un tercio del rosario de quince décadas. Esto también debe rezarse en el espíritu de reparación. Es costumbre meditar los sábados sobre los misterios gloriosos, pero nada impide que se medite sobre los misterios gozosos o dolorosos. De hecho, en algunos casos, puede que sea mejor meditar sobre otros misterios. Lo importante es rezar bien el rosario, haciendo lo mejor para estar atento y para meditar sobre cada misterio durante cada década. Como en los otros casos, debe tenerse la intención de ofrecer el rosario en reparación al inmaculado corazón, cuando menos al comienzo del rosario.

4. Meditación por un cuarto de hora.
Aquí la meditación sobre uno o más misterios debe hacerse sin el rezo simultáneo de las décadas del rosario. Como ya se indicó, la meditación puede ser sobre un solo misterio por 15 minutos, o todos los 15 misterios deteniéndose en cada uno por alrededor de un minuto, o, nuevamente, sobre dos o más misterios durante el período. Esto también se puede hacer antes de cada década, deteniéndose tres o más minutos para considerar el misterio de la década particular. Esta meditación debe asimismo hacerse en el espíritu de reparación al inmaculado corazón de María.

La meditación consiste en repasar los acontecimientos como si uno estuviera allí presente, o en considerar lo que uno podría haber hehco si se hubiera estado presente durante los sucesos; y en decidir cambiar, según la lección enseñada en el misterio, el comportamiento propio en casa, en el trabajo, en el tratamiento con la gente, etc.

A muchos les resulta difícil meditar porque no han hecho el intento antes. Pero puede comenzarse usando imágenes que representen los diferentes misterios, o leyendo lenta y devotamente las meditaciones apropiadas que se prepararon para nuestro uso, o incluso con leer los relatos del Evangelio que contienen los misterios, con comentarios o sin ellos. A los que no pueden leer se les recomienda que pasen un cuarto de hora recordando todos los hechos que conozcan sobre el nacimiento, la infancia y juventud de Jesús (misterios gozosos); sobre los sufrimientos de Jesús representados en Cuaresma, Semana Santa y las estaciones de la cruz (misterios dolorosos); y sobre pascua, la ascensión, la venida del Espíritu Santo y su efecto en los apóstoles y el mundo. Considera, además, la vida de nuestra Señora desde Pentecostés hasta su muerte y asunción al cielo, donde ejerce su privilegio como Madre de Dios a fin de obtener de su divino Hijo las gracias para sus hijos en la tierra, incluso descendiendo a la tierra en ocasiones para advertirnos de los grandes peligros venideros y para darnos la ayuda oportuna para combatirlos.

Ha habido muchas apariciones de nuestra Señora, pero en Fátima por primera vez pide la meditación del rosario. Es obvio que esta petición es para ayudarnos a rezar el rosario adecuadamente y sacar muchos auxilios para la enmienda de nuestras vidas y nuestra santificación. Si muchos no rezan el rosario adecuadamente o se consideran incapaces de ello, es porque no están familiarizados con los acontecimientos relacionados con cada uno de los misterios y su trascendencia para con nosotros. La meditación, según la petición de nuestra Señora, nos ayudará a concentrarnos en cada una de las escenas del Evangelio en el misterio y a recordar las lecciones que contienen.

5. El espíritu de reparación.
Todos estos hechos, como ya se dijo arriba, han de hacerse con la intención de ofrecer reparación al Inmaculado Corazón de María por las ofensas cometidas contra ella. Todo el que la ofende, comete, por decir así, una doble ofensa, pues estos pecados también ofenden a su divino Hijo, Jesucristo, y, por consiguiente, hace peligrar la salvación de su alma. Dan mal ejemplo a otros y debilitan las fuerzas de la sociedad para resistir las arremetidas inmorales. Tales devociones, por tanto, nos hacen considerar no solo la enormidad de la ofensa contra Dios, sino también el efecto de los pecados sobre la sociedad humana, así como la necesidad de deshacer estos efectos sociales aun cuando el ofensor se arrepienta y se convierta. Además, esta reparación subraya nuestra responsabilidad para con pecadores que, por sí mismos, no rezarán ni harán reparación por sus pecados.

En pocas palabras, esta devoción nos presenta nuestras responsabilidades sociales y nos recuerda el hecho de que para ir a Dios debemos amar a nuestro prójimo y tratar de salvar su alma; también nos muestra que un excelente modo de hacer esto es mediante el espíritu de reparación al inmaculado corazón de María. Esta devoción, por otro lado, nos lleva a elevar nuestros criterios morales y religiosos, y, por lo tanto, trabaja para elevar los criterios de la familia, la comunidad y la nación en donde moramos.

Existen muchos que parecen estar preocupados porque, aun cuando tratan de observar los primeros cinco sábados conforme a la petición de nuestra Señora en Fátima, no se acuerdan de hacer la intención de reparación a tiempo para la confesión, la comunión o el rezo del rosario. Mas esta dificultad puede superarse haciendo una resolución al comienzo, cuando uno decide observar los primeros sábados en los próximos cinco meses consecutivos, y decidir que todos los actos o devociones relacionados serán ofrecidos en reparación al inmaculado corazón. Siempre que esta intención no se retire, permanecerá efectiva, aun cuando en el momento uno no se dé cuenta del motivo.

6. Cinco primeros sábados consecutivos.
La idea de cinco primeros sábados es obviamente para que perseveremos en los actos devocionales para estos sábados y para superar las dificultades iniciales. Una vez hecho esto, nuestra Señora sabe que la persona se volverá devota a su inmaculado corazón y persitirá en la práctica de dicha devoción todos los primeros sábados, trabajando así para la autorreforma y para la salvación de los demás.

A menos que Rusia se convierta, el movimiento contra Dios y a favor del pecado continuará extendiéndose, promoviendo guerras y persecuciones, y haciendo que la consecución de la paz y la justicia sea imposible para este mundo. Un medio para obtener la conversión de Rusia es vivir el mensaje de Fátima. Es mucho lo que está en juego, de manera que para animar a los católicos a la práctica de la devoción de los primeros sábados, nuestra Señora nos aseguró que obtendrá la salvación para todo el que observe los primeros sábados por cinco meses consecutivos conforme a las condiciones establecidas.

En el momento supremo, el alma saliente estará en estado de gracia o no. En cualquier caso nuestra Señora estará a su lado. Si en el estado de gracia, la consolará y la ayudaráa resistir cualquier tentanción que el diablo le presente en su último intento de llevarse a la persona al infierno. Si no en el estado de gracia, nuestra Señora ayudará a la persona a repentirse de una manera que agrade a Dios de manera que se beneficie con los frutos de la redención y sea salvada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores