GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Celebración ecuménica

Introducción
“Vosotros sois testigos de todas estas cosas” (Lc 24,48)


El tema de la oración por la unidad de los cristianos en este año 2010 es “Vosotros sois
testigos de todas estas cosas”. Se ha sacado del capítulo 24 del Evangelio de Lucas, elemento
principal de la celebración. Los cristianos de Escocia eligieron este tema para la celebración
del centenario de la Conferencia de Edimburgo.
En 1910 los miembros de la asamblea de Edimburgo proponían testimoniar proféticamente
que la división de los cristianos no solamente debilita la eficacia misionera, sino la naturaleza misma de la Iglesia, cuerpo de Cristo, y su misión.

En este año 2010 los cristianos de Escocia proponen proclamar este capítulo evangélico en su
totalidad en las asambleas ecuménicas. Será ocasión de realzar nuestro envío como testigos
del Evangelio en la predicación, en la acción de gracias, en la intercesión y en la celebración, revalorizar bien la resurrección de Cristo como fuente de la comunión eclesial, del envío en misión, del vínculo fundamental entre misión y unidad y, por lo tanto, de renovar siempre el compromiso por la unidad de los cristianos.
Es precisamente esta exigencia recíproca de la evangelización y del ecumenismo lo que estos
pioneros del movimiento ecuménico en el siglo XX subrayaron en Edimburgo con tanta fe,
fuerza y clarividencia.

El desarrollo de la celebración es intencionadamente simple. Se quiere facilitar su adaptación
a las situaciones locales y permitir a los cristianos de todas las pertenencias reunirse sin
dificultad en una oración común en el respeto a su diversidad. Es posible dar más amplitud a
una parte o a otra. La estructura simple -reunión (I), proclamación de la Palabra de Dios (II),
oración de acción de gracias vinculada a las intercesiones (III) y envío (IV)-, permite también
a las asambleas dar formas más libres de culto y a la oración espontánea.

I) Reunión y apertura
Canto de reunión. Durante este canto, la Biblia o el Evangeliario, se coloca delante de la
asamblea según las tradiciones locales en el atril, el ambón, sobre la mesa del altar...
En sus palabras de acogida el presidente de la asamblea da la bienvenida a las comunidades
presentes y a sus responsables.
Invita a dar gloria a Dios por la resurrección de su Hijo Jesús, a orar por la unidad de los
cristianos y a pedir el don del Espíritu Santo para un renacimiento de la misión y de la unidad
cristiana en el espíritu de la llamada de Edimburgo en 1910 (cf. introducción general del tema
de la oración de 2010 y el pasaje arriba citado).

La oración de apertura puede también elegirse entre las que se proponen en el anexo.

II) La proclamación de Lc 24
El canto de aclamación al Evangelio. Algunos ejemplos a elegir: himno a Cristo resucitado,
Gloria, aleluya continuo, otro canto o un antiguo salmo de tonalidad pascual o que mencione
el envío de los testigos de la resurrección.
La lectura continua es la forma recomendada de esta proclamación de Lc 24. La asamblea se
sienta de nuevo después del canto que precede el Evangelio. Varios métodos de proclamación
se presentan: proclamación por un solo lector o por varios lectores: el narrador, la voz de
Cristo, los ángeles, los discípulos de Emaús, los discípulos de Jerusalén.

- En el versículo 34 se puede introducir este diálogo entre el lector y la asamblea:
- Lector: “Es cierto que el Señor ha resucitado y que se ha aparecido a Simón”.
- Asamblea: “Verdaderamente Cristo ha resucitado. ¡Aleluya!”.
- Una alabanza puede también cantarse entre las tres secciones del capítulo: el mensaje
pascual recibido en la tumba (v. 1-12), la aparición a los discípulos de Emaús (v. 13-35),
la aparición a los Once (v. 36-53). Otras expresiones de la alabanza y la alegría pascual
son posibles, por ejemplo el aplauso después de cada aparición del resucitado, según el
ejemplo de la vigilia pascual caldea.
- Con niños o jóvenes especialmente, se puede recurrir al mimo o a otras formas de
representación.
- Se puede recurrir a la iconografía: imágenes, vídeo,…

Antes de la predicación deben distribuirse el canto, la música y el tiempo de silencio.

III) Las oraciones de acción de gracias y de intercesión

Inspiran el contenido de los días de la semana de oración. Invocan el Nombre del Señor y lo
celebran en su generosidad y hospitalidad hacia nosotros reveladas en Jesucristo. Constituyen
una oración de petición y consagración a Dios de los testigos del Evangelio, unidos en una
única fe y en un único bautismo, y en el testimonio común de la Iglesia indivisa.

IV) El envío
Se propone una oración de los cristianos de Escocia como oración de compromiso. Expresa
nuestra voluntad de consagrar a Dios el presente y el futuro tanto del movimiento ecuménico
como de la evangelización. En este año 2010, a la hora de un nuevo “compromiso de Edimburgo”, entendemos en el centro de nuestras asambleas de oración la llamada más actual que nunca de evangelizar en la unidad: “Que seamos uno, para que el mundo crea” y que se refuerce nuestra respuesta a la petición de Cristo de estar en comunión los testigos de su resurrección.

El esquema de este culto podrá servir para una celebración común con motivo de la Fiesta de
Pascua 2010 y para los próximos años de fecha común de la Pascua (4 de abril de 2010, 24 de
abril de 2011, 20 de abril 2014, 16 de abril 2017).

Varios elementos pueden utilizarse en el marco de una celebración litúrgica propia de una comunidad.


Celebración


I) Reunión y apertura
Canto de reunión

Diálogo de apertura

P. “Uno solo es el cuerpo y uno solo el Espíritu, como una es la esperanza a la que habéis sido
llamados…”
A. “Sólo hay un Señor, sólo una fe, sólo un bautismo. Sólo un Dios, que es Padre de todos,
que todo lo domina, por medio de todos actúa y en todos vive.”
P. “Estaba escrito que el Mesías tenía que morir y que resucitaría al tercer día; y también que
en su nombre se ha de proclamar a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén, un
mensaje de conversión y de perdón de los pecados.”
A. “Vosotros sois testigos de todas estas cosas.”
Palabras de acogida

Oración de apertura
P. Oh Cristo resucitado,
que acompañaste a los discípulos en el camino de Emaús,
tú estás a nuestro lado en el camino de la fe.
Sobre los caminos de la vida, en cada encuentro,
suscita en nosotros la compasión de acoger al otro
y de estar a la escucha de su historia.

Aviva nuestro deseo de anunciar tu Palabra.
Que ilumine y arda nuestro corazón de testigos.
Que tu Espíritu Santo nos enseña el arte de explicar las Escrituras,
para que los ojos se abran y te reconozcan.
Concédenos el valor de volvernos sensibles,
para que los hermanos y hermanas reunidos te puedan conocer
y que podamos por ellos descubrirte. Amén.

II) Celebración de la Palabra de Dios

Canto de aclamación al Evangelio
Lectura continua del capítulo 24 del Evangelio de Lucas
Predicación
Canto
Intercambio de la paz


P. Jesús dijo a sus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy.” No mires nuestros pecados,
sino la fe de tu iglesia. Para que tu voluntad se realice, dale esta paz y condúcela a la
unidad perfecta, Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los
siglos.
A. Amén.
P. La paz del Señor esté siempre con vosotros.
A. Y con tu espíritu.

O también
P. La paz del Señor esté siempre con vosotros.
A. Verdaderamente Cristo resucitado está entre nosotros.

O también
P. Cristo ha resucitado.
A. Verdaderamente ha resucitado. Aleluya.
Símbolo Niceo-Constantinopolitano (sin el filioque)

Colecta y Canto

III) Intercesiones


Dios creador y salvador, te alabamos por todas nuestras comunidades que quieren confesar
juntas, por sus palabras y sus hechos, su fe en Cristo resucitado en el que recibimos la nueva
vida.
Haznos avanzar en nuestros compromisos ecuménicos para estar más unidos en la acción de
gracias por la Creación como en nuestras acciones orientadas al servicio de la vida.
Kyrie eleison (u otro estribillo)
Dios que has manifestado tu presencia en nuestra historia, te damos gracias de habernos
acompañado y dado a tu Hijo para revelar tu amor y compartir tu gloria.
Guía los pasos de todos los testigos del Evangelio hacia la unidad perfecta en una escucha
atenta y paciente de las culturas y personas con su historia.

Kyrie eleison
Dios que no nos abandonas nunca, te damos gracias por la experiencia de Cristo resucitado en
los dos discípulos de Emaús.
Haz que experimentemos la presencia de Cristo que camina con nosotros, alienta nuestro
corazón e ilumina nuestra inteligencia, para que seamos testigos de tu presencia activa en el
poder de su resurrección.

Kyrie eleison
Dios de quien viene todo don perfecto, te damos gracias porque no cesas de suscitar de
generación en generación esta nube de testigos que nos transmitieron la fe de los apóstoles,
san… (cada asamblea puede mencionar a los evangelizadores y a los mártires de su región).
Danos ser fieles a esta herencia de fe y enséñanos a abrir juntos las nuevas vías del Evangelio.

Kyrie eleison
Dios de compasión, te damos gracias porque has reconciliado el mundo por la cruz de tu Hijo.
Haz crecer en nosotros la fe: que sea para nuestras Iglesias y para cada uno de nosotros una
fuerza para ser, siguiendo el ejemplo de Cristo, cada vez más solidarios de las personas en su
vida como en su sufrimiento y en su muerte.

Kyrie eleison
Dios en quien ponemos nuestra esperanza, te alabamos por la promesa de Jesús: “Yo estoy
con vosotros todos los días hasta el final del mundo.”
Mira las dudas que asaltan a nuestros corazones sobre el camino de la unidad cristiana.
Siguiendo el ejemplo de los pioneros del ecumenismo de la conferencia de Edimburgo en
1910, danos el valor de denunciar juntos nuestros temores actuales y la clarividencia para
reencontrar en este año 2010 la confianza sobre el camino de la realización de tu voluntad.

Padre Nuestro


IV) Envío
Oración de compromiso


P. Oremos juntos:
A. Señor, tómanos desde donde estamos actualmente
y condúcenos allá donde Tú quieres que vayamos.
Haz que no seamos solo los encargados de una herencia,
sino las señales vivas de tu reino que viene.
Enciéndenos la pasión por la justicia y la paz
entre todos los pueblos.

Llénanos de fe, de esperanza y de amor
que están en el corazón del Evangelio
y háznos UNO en el poder del Espíritu Santo:

Que el mundo crea,
que tu nombre sea santificado en nuestra Nación,
que tu Iglesia pueda reconocerse efectivamente reunida en un único cuerpo.

Nos comprometemos a amarte, servirte y seguirte
no como extranjeros unos de otros, sino como peregrinos.
Amén.
(Liturgia inaugural de ACTS-Acción conjunta de las Iglesias en Escocia, 1990)

Bendición final
P. “La gracia de nuestro Señor Jesucristo,
el amor de Dios Padre,
y la comunión del Espíritu Santo
esté siempre con vosotros.”
Y con tu espíritu.

O también
P. Que el Señor que venció las tinieblas por su luz,
os dé la paz
Que el Señor que venció la muerte por la vida,
os dé la paz.
Que el Señor que venció la soledad del mundo por el amor
os dé la paz.

u otra bendición

Palabras de envío
P. Hoy Cristo resucitado nos proclama: “Como el Padre me envió, así yo también os
envío…”
A. Amén.
P. La Buena Noticia de la Resurrección de Jesús nos ha sido anunciada: “Nosotros somos sus
testigos”. Caminad en la paz de Cristo. ¡Aleluya!
A. Demos gracias a Dios. Amén. ¡Aleluya!

Canto de acción de gracias o de envío
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores